lunes, 1 de abril de 2013

Coge papel y lápiz y escribes una carta.


Cuando alguien desaparece de tu vida, puede que no vayas a volver a ver a esa persona nunca más, o si podrás decirle todas las cosas que te quedan, que te gustaría decirle. Coges papel y lápiz y escribes una carta. Que puede ser eterna o puede ser una palabra. Se la escribes a esa persona que se fue, pero no, no la mandas, la doblas y la acercas a una llama y la quemas. Se la lleva el viento y así el dolor no se te queda tan dentro.



Caminos que no tienen vuelta atrás


Caminos que no tienen vuelta atrás, asuntos imposibles de ignorar, 

huellas imposibles de borrar… 


Consejos para ser felices


¿Quieren consejos para ser felices?
No se empeñen en buscar cómo serlo.
Solo... Séanlo.




Palabras que nunca dijo


- ¿De qué murió?

- Se asfixió con las palabras que nunca dijo.




Puntos Suspensivos...



Él le había puesto tres puntos suspensivos a la historia...


Ella borró dos.


Se te olvido?


¿O acaso se te olvida que yo también
tengo exceso de imaginación?



Vueltas y más vueltas

Torpeza es que, a pesar de todo,
sigo aquí...
Dando vueltas y más vueltas
Alrededor de lo que ya nunca será.



Conservar las fuerzas?


Conservo las fuerzas ?
Diría que más bien intento engañarme a mi misma diciéndome que soy fuerte. Puede que sí, puede que sea idiota. Puede que no tenga sentido... Pero no sé sobrevivir de otra forma.