domingo, 15 de junio de 2014

Rota


Te dije demasiadas cosas, confié demasiado en ti, me entregué a ti, no al cien por cien, pero lo hice. Tu mismo supiste que me costó mucho pero lo hice.
Me viniste con el cuento de que te cansaba todo esto de llevarlo en secreto, que claro que a ti también te afectaba y que sobre todo me querías demasiado. Te creí y no pude decir nada. No han pasado ni dos semanas y te veo con otra chica, pensaba que eras diferente...
Siento tanta pena por mi misma, por aceptar ese beso que me pediste, me ha hecho más daño verte con otra persona, que todas esas palabras, y con cuantas cosas más me mentiste?

Porque no me dijiste la maldita verdad?
¿Dónde esta es maldito "siempre infinito"? ¿Dónde están todas esas cosas?   
Y te aseguro que ya se acabaron las lágrimas por ti, ni una más, ya derrame bastante por ti.
Y si siento pena, por mi misma por todo, pero sabes no tengo porque hacerlo, aquí el único que da pena eres tú por mentirme, porque rechacé a miles de personas por ti, porque te quería y tu a la primera oportunidad ya estas con otra persona.
Querías que te odiara, lo has conseguido, y claro que lo que siento por ti no se va a olvidar ni mucho menos a olvidar así de fácil, pero lo haré.


Supongo que sigo enamorada del tu de antes y no el de ahora. Lo dejamos porque lo llevábamos en secreto, y con la otra persona que harás? Llevarlo en secreto también hasta que todo te canse? Qué pena por ti y por esa chica, y la tenias que llevar a nuestros sitios?  

domingo, 1 de junio de 2014

Relaciones secreteas y sus consecuencias (Broken Heart)

Son tantas cosas que decir que ya no sé ni por dónde empezar, me ha quedado claro que te he perdido, lo más seguro es que para siempre.
Has venido un día cualquiera diciéndome, que tenemos que buscar una solución antes de que esto se acabe, que a ti esto de llevarlo en secreto ya te cansaba, sabiendo que fuiste tú quien me pidió otra oportunidad y sabias que todo tenía que ser así. Eres el único que me ha roto el corazón ya 3 veces, sabes yo también estaba cansada pero te quería, te quiero y eso es lo que me hacia seguir adelante. Que absurdo es todo, me ilusionaste tanto... Y aun lo sigues haciendo, estas rompiendo mi corazón y a la vez ilusionándome con tus palabras. Querías soluciones y te di una, que puede que no era la mejor pero era una forma de no perderme, pero tú dabas la sensación, y sigues dando la sensación de que no querías soluciones. Y sabes que es lo peor? Que me sigo comiendo la cabeza con la maldita pregunta "realmente te cansaste de la situación o de mí?"
Me he cansado de llorar siempre por la misma persona, me dices como si nada que pase página, que me busque a alguien, lo dices como si nada, como si no te quisiera, que pasar página cuesta lo suyo. Supongo que mi corazón espera que vuelvas y mi cabeza sabe que no lo harás.
No decían que lucharas por la persona que querías? Todavía no se si sientes amor por mí, pero si lo haces, eres un gran imbécil por dejarme ir. Tengo miedo que la única forma de que quieras olvidar sea ir de fiesta, mejor dicho que encuentres a una chica y que reemplace mi sitio tan fácilmente.
El que quiere no deja ir tan fácilmente. Por muy cansado que sea. Crees que eres el único que estaba harto de todo? Claro que a mí también me hubiera gustado gritarle a todo el mundo que eras mío, pasear por las calles sin miedo a que al día siguiente todos lo sepan. 
Me acuerdo de aquel verano cuando me diste las gracias por soportar todo y no tirar la toalla, y no la tire porque quererte me daba fuerzas para seguir, que cada palabra, cada ilusión me hacían seguir adelante. El amor por ti me hacia seguir adelante.

Hoy me ha venido a la mente esa tarde de diciembre, cuando tenias que irte a Valencia por un tiempo y que si encontrabas lo que buscabas te tendrías que quedar para siempre, y pensé, "perderle otra vez no, por favor", y como te dije lo quería dejar porque no soportaría perderte de nuevo y me soltaste " que tan fácil te rindes, no?" y tenias razón, y no lo hice, pero sabes que, hoy por hoy el único que ha tirado la toalla y se ha rendido eres tú.